O Alcalde socialisto de Vigo é condenado pola xusticia a derrubala de urxencia pero segue negándose

domingo, 5 de agosto de 2012

El sacerdote Emilio Álvarez Martínez, apodado REISIÑO


Farto de aturar as loubanzas que Alfonso Segovia Lágo fai do "REISIÑO", repugnante persoeiro da época negra de Vigo, mandei esta carta a Faro de Vigo.

Esta carta foi publicada en Faro de vigo o sábado día 4 de agosto do 2012
REISIÑO
Con certa frecuencia, D. Alfonso Segovia Lago difunde nesta sección un glosario das virtudes do cura Emilio Álvarez Martínez como un exemplo de sacerdote: fundador da revista Martín Códax, da cofradía  de nuestro padre Jesús del Silencio, das tres gracias, e de algunhas cousas máis. O mellor cura de Vigo, de Galicia e posiblemente de España.
Alá polos anos 40 e 50, do pasado século, escoitei conversas encol do Reisiño, e non eran loubanzas, non; referíanse a un cura siniestro e malfeitor. Pasados tantos anos, chégame a información do persoeiro nun libro do historiador José Ramón Rodríguez Lágo CRUZADOS O HEREJES. La religión, la iglesia y los católicos en la Galicia de la Guerra Civil da editorial NIGRATREA.
O historiador describe ao Reisiño como eu xa o coñecía daquela, e arestora xa non é un comentario, está documentado.
Ao pé da foto de Emilio Álvarez figura un texto que di: El sacerdote Emilio Álvarez Martínez, apodado REISIÑO, alma mater de la agrupación Martín Códax en la ciudad de Vigo, apoyó decisivamente las medidas represivas llevadas a cabo en la ciudad. (pax.140)
Relata un grupo de curas que en Galicia tuveron participación direta na represión, e sobre REISIÑO di: Entre los más aplicados en extender las dósis del odio se encontraba el sacerdote Emilio Álvarez Martínez, que en Vigo dirigió una escuadra de falangistas encargada de la represión en toda la comarca. Su trayectoria vital es un claro exponente  de la síntesis entre mentalidad integrista y violencia fascista. (pax. 139)
A información deste siniestro cura, que xa coñeciamos e mais, queda confirmada ahora neste libro.            

Telmo Comesaña Pampillón